Renilde Montessori, madre de María

¡Felicidades en este mes de mayo a todas las Guías Montessori que comparten la felicidad y orgullo de ser madres y maestras!

Si María Montessori tenía un caracter decidido y no se detenía por las reglas que imponía la sociedad de su tiempo, en mucho se debió a que se sentía apoyada incondicionalmente por su madre, Renilde Montessori, mujer muy culta, procedente de buena familia y con pensamientos liberales que apoyaban el movimiento de la Unidad de Italia en tiempos del Rey Vittorio Emmanulle II.

renilde stoppaniRenilde Stoppani seguramente habrá tenido que enfrentar no sólo a su marido, sino a toda la sociedad que en esos tiempos veían como la peor de las suertes que la única hija tuviera el gusto por el estudio de la medicina, en una universidad a la que sólo asistían hombres.

Renilde Stoppani, una madre que apoyó a su hija cuando, como pudiera suceder a cualquier chica de nuestros tiempos, se entregó a una relación poco estable y quedó embarazada.  ¡Qué difícil aceptar la "deshonra" en esa época! 

Sin dudas, Renilde Stoppani fue un pilar importante en la vida de María Montessori, por eso la recordamos y celebramos en este día de las madres.

Definitivamente, una madre es el primer ejemplo de vida que tiene el niño, un ejemplo que va impreso en la mneme del niño desde el momento de la concepción.  

¡Qué bendición ser muejres!

Normalización y Desviaciones

La Dra.Rita Shaefer Zener es entrenadora internacional AMI, consultora, examinadora y conferencista, a continuación queremos compartir la traducción de una de sus conferencias, dictada en Nakhon Pathon, Tailandia, abril de 2006

 

 EL SECRETO DE LA INFANCIA:  Normalización y desviaciones

 

La introducción del concepto de normalización

Al principio de su carrera educativa en San Lorenzo, Roma, la Dra. Montessori fue muchas veces motivada por lo que observó que los niños hacían. Se preguntó si sus logros fueron "la obra de los ángeles". Ella decía a sí misma:

“No lo puedo creer esta vez. Voy a esperar hasta la próxima vez para poder creer.” (El secreto de la Infancia).

Después de 40 años de trabajo, difundiendo su pedagogía científica alrededor del mundo, la Dra. Montessori estaba dispuesto a decir que:

secreto de la infancia 1“La normalización es el resultado más importante de nuestro trabajo. “ (La Mente Absorbente)

Ella había perdido todas sus trabajos: la medicina, la antropología, la psicología, e incluso posiciones de prestigio para dar conferencias en las universidades con el fin de concentrarse en llevar este mensaje a los pueblos del mundo.

El mensaje es que hay mucho más en la infancia de lo que se reconoce actualmente. Vio al niño normalizado como un nuevo nivel de la humanidad. Los niños de todo el mundo y en todos los niveles socioeconómicos han exhibido este nuevo nivel de la humanidad. Los niños normalizados posee un carácter único y la personalidad no se reconoce en los niños pequeños.

La normalización es un término técnico tomado del campo de la antropología. Esto significa llegar a ser un miembro útil de la sociedad. La Dra. Montessori utilizó el término normalización de distinguir uno de los procesos que ella vio en su trabajo con los niños de San Lorenzo en Roma. Este proceso, el proceso de normalización, se produce cuando el desarrollo se está llevando a cabo normalmente. Ella usó la palabra normalización para que la gente pudiera pensar que estas cualidades pertenecen a todos los niños y no eran algo especial sólo para unos pocos.

¿Cuándo aparece la normalización?

La normalización aparece a través de la repetición de un ciclo de tres pasos. La construcción del carácter y la formación de la personalidad. Lo que llamamos normalización se producen cuando los niños siguen este ciclo de trabajo.

  1. Preparación para una actividad que consiste en reunir el material necesario para realizar la actividad. El movimiento y el pensamiento involucrado en la preparación sirve para llamar la atención de la mente para comenzar a centrarse en la actividad.
  2. Una actividad que absorbe el niño que llega a un nivel profundo de concentración. Este paso es lo que todo educador y los padres reconocen como importantes para la educación.
  3. El descanso, el cual se caracteriza por una sensación general de satisfacción y bienestar. Se cree que en este punto una cierta formación interna o la integración de la persona se lleva a cabo.

secreto de la infancia 2En nuestros grupos Montessori, vemos este tercer paso como el tiempo que el niño está guardando los materiales, tal vez hablar con los amigos, y exhibe un aura de satisfacción consigo mismo y con el mundo. Somos conscientes de este ciclo como el ciclo normal de trabajo en un ambiente Montessori.

Una filosofía de Normalización

La Dra. Montessori explicó el proceso de normalización filosófica, así como en la práctica. Pidió prestado el término, horme, de Sir Percy Nun, un filósofo Inglés. Horme refiere a la energía de fuerza vital. Se puede comparar con el élan vital de Bergson o la libido de Freud, o incluso al término religiosos: el Espíritu Santo.

Horme es simplemente energía para la vida. Se debe estimular y activar al individuo porque esa es su naturaleza. Cuando el niño está rodeado de un montón de medios adecuados (trabajo de desarrollo) para el uso de esta energía, entonces su desarrollo procede normalmente.

Características de Normalización

Hay muchos tipos de personalidad. Sin embargo, cuando los niños entran en el proceso de normalización hay ciertas características que aparecen en todos ellos.

Hay cuatro características que son una señal de que el proceso de normalización está ocurriendo:

  1. Amor de trabajo
  2. Concentración
  3. La autodisciplina
  4. La sociabilidad.

“Las cuatro características deben estar presentes para que podamos decir que un tipo normalizado común para el conjunto de la humanidad es que aparecen-por breve que sea la aparición de las características. El proceso

Leer más:Normalización y Desviaciones

Repetición y concentración

Esta secuencia de fotografías nos muestran a una niña que no se rinde, lo repite una y otra vez, concentrada en el ejercicio de encender un fósforo con el que pueda dar luz a una vela para después, simplemente apagarla.  No hay un para qué, un por qué, una razón que pareciera poder darle un conocimiento, sin embargo, en un ejercicio tan simple se esconden grandes secretos para desarrollar habilidades de gran importancia para un ser humano.

Te invitamos a leer para encontrar esos por qués y para qués.

Conoce más de la filosofía Montessori y convertirte en Guía de Casa de los Niños.  Los cursos empiezan el próximo verano, ponte en contacto con nosotros para más información.

El descubrimiento del niño 

La repetición que lleva a la concentración y desarrollo de habilidades motoras e intelectuales.

vela 002Para ser una guía segura y práctica la maestra necesita ejercitarse mucho. Cuando haya comprendido que las épocas y las iniciaciones de la intervención son diferentes, la maestra está todavía insegura del estado de madurez del niño para pasar de una a otra actividad. La guía espera mucho tiempo a que el niño se haya ejercitado él solo en distinguir las diferencias, antes de intervenir para enseñar la nomenclatura.

Una vez encontré a un niño de cinco años que ya sabía formar todas las palabras y que conocía muy bien el alfabeto (lo había aprendido en quince días); sabía escribir en la pizarra, en los diseños libres demostraba ser un observador, además de intuir la prospectiva, por la manea como había diseñado una casa y una mesa. En el ejercicio del sentido cromático, mezclaba las siete graduaciones de los nueve colores que usamos, es decir, mezclaba sesenta y tres tablitas, cada una forrada de seda de un color o de una graduación diferente, con rapidez separaba todos los grupos y después los acomodaba en graduación, llenando en la posición correcta una mesa y casi extendiéndola como una carpeta de colores difuminados.

vela 003Hice el experimento de mostrarle cerca de la ventana a plena luz una tablita de colores, motivándolo a mirarla muy bien para que pudiera recordarla; después lo mandé a la mesa en donde estaban todas las graduaciones y le pedí que tomara la que le pareciera igual. Él cometía ligeros errores, tomando en muchas ocasiones el color idéntico, con frecuencia la que estaba más cercana, en muy raras ocasiones tomó un color diferente por dos grados.   Tenía un gran poder para discriminar y una memoria de los colores que era casi prodigiosa. Este niño, como muchos, estaba fascinado por los ejercicios del sentido cromático.

Cuando le pregunté el nombre del color blanco, el niño dudó por largo rato y después dijo con incertidumbre blanco.   Ahora bien, un niño tan inteligente, aún sin la intervención especial e la maestra podía haber aprendido el nombre de ese color en su ambiente familiar. La directora me declaró que se habían dado cuenta de la notable dificultad que tenía el niño para retener la nomenclatura de los colores, era por eso que se habían limitado por el momento a dejarlo desarrollar

Leer más:Repetición y concentración

Material de desarrollo

Mucho más que un material didáctico.

 

visita unid.1Hace unos días Gabriela Ortega tuvo el gusto de recibir en el Colegio Montessori de Cancún, a un grupo de jóvenes estudiantes de la UNID, interesados en conocer el Material de Desarrollo Montessori y descubrir el encanto que los niños encuentran al trabajar y aprender, de manera lógica, utilizando sus sentidos, para conectarse con el concepto que el material les enseña.

María Montessori elaboró un material de desarrollo específico que constituye el eje fundamental para el aprendizaje e implantación de su método.

No es un simple pasatiempo, ni una sencilla fuente de información, es más que eso, es material de desarrollo para enseñar. Están ideados a fin de captar la curiosidad del niño, guiarlo por el deseo de aprender. Para conseguir esta meta han de presentarse agrupados, según su función, de acuerdo con las necesidades innatas de cada alumno.

Estos materiales de desarrollo pueden ser utilizados individualmente o en grupos para participar en la narración de cuentos, conversaciones, discusiones, esfuerzos de trabajo cooperativo, canto, juegos al aire libre y actividades lúdicas libres. De esta forma asegura la comunicación, el intercambio de ideas, el aprendizaje de la cultura, la ética y la moral.

En general todos los materiales Montessori poseen un grado más o menos elaborado de los cuatro valores: funcional, experimental, de estructuración y de relación.

Otra característica es que casi todo el equipo es autocorrectivo, de manera que ninguna tarea puede completarse incorrectamente sin que el niño se dé cuenta de ello por sí mismo. Una tarea realizada incorrectamente encontrará espacios vacíos o piezas que le sobren.


visita unid.2El niño realiza cosas por sí mismo, los dispositivos simples, y observa las cosas que crecen (plantas, animales), abren su mente a la ciencia. Los colores, la pintura, papeles de diferentes texturas, objetos multiformes y las figuras geométricas de tres dimensiones las incitan a la expresión creativa.


Los materiales sensoriales, por ejemplo, están agrupados por cada sentido

El gusto y el olfato. Las plantas y los perfumes proporcionan la gama de los olores. Aquí el material está constituido naturalmente por productos culinarios, con el complemento de una serie de botes con sustancias olorosas, otra serie idéntica ha de ser clasificada por comparación, de manera que se pueda asegurar el reconocimiento exacto de los olores.

El tacto. Tiene en cuenta el material Montessori el sentido táctil, en todas sus formas (tablillas y rugosidades), así como el sentido térmico (botellas con agua a diferentes temperaturas), la percepción de las formas, etc.

La vista. Percepción diferencial de las dimensiones, colores, volúmenes y formas. Todos y cada uno de los materiales, fuero diseñados siguiendo una base científica, con absoluta precisión matemática.

El oído. Discernimiento de los sonidos con cajas metálicas, campanillas, silbatos y xilófonos.

Por lo tanto, se puede decir que el papel de los maestros (guías) es el de presentar a cada niño o niña de forma individual la forma de utlizar los materiales. Lo más destacado es que no impone lecciones a nadie, su labor se basa en guiar y ayudar a cada niño de acuerdo a sus necesidades, y no podrá intervenir hasta que ellos lo requieran, para dirigir su actividad psíquica. 

María Montessori llama a la maestra, directora, que ha de estar preparada internamente (espiritualmente), y externamente (metodológicamente). Ha de organizar el ambiente en forma indirecta para ayudar a los niños a desarrollar una «mente estructurada».

Los niños esta llenos de posibilidades, pero quienes se encargan de mostrar el camino que permita su desarrollo es el «director, directora», que ha de creer en la capacidad de cada niño respetando los distintos ritmos de desarrollo. Esto permite integrar en un mismo grupo a niños deficientes con el resto, y a estos con los que tienen un nivel superior.

La idea de Montessori es que al niño hay que trasmitirle el sentimiento de ser capaz de actuar sin depender constantemente del adulto, para que con el tiempo sean curiosos y creativos, y aprendan a pensar por sí mismos.

visita unid

142 años de una educación diferente

chiaravalle abbazia

María Montessori. Chiaravalle, Italia,  31, de agosto de 1870

Su biografía la podemos leer en muchas páginas.  Una mujer valiente que luchó en todo momento para que sus ideas fueran respetadas y vivió según sus propias convicciones en una época en la que la mujer no tenía ni voz ni voto.  Decidir ser diferente la marcó, no sólo durante sus 82 años de vida, sino que su influencia continúa marcando un cambio en cada una de las familias que entran en contacto con su Filosofía.

La Pedagogía Montessori se convierte no sólo en herramienta de educación para los niños, sino que pretende influir en el estilo de vida de las familias que ven la evolución de los niños que asisten a los colegios Montessori. La Educación Cósmica que la Dra. Montessori ideó hace más de 100 años, es hoy tan vigente como entonces.

Dejémonos influenciar por cada una de las frases de sus escritos y hagamos de su filosofía un estilo de vida que nos permita encontrar, como escribió en uno de sus textos:  “La fuerza del carácter y la luz clara de la mente".

Te invitamos a visitar este link para conocer más sobre su vida y obra.  ¿Conoces a María Montessori? 

Reflexiones sobre las Ponencias de San Remo

guias montessori ponencias san remoComparto con ustedes unas reflexiones que escribí después de leer las "Ponencias de San Remo", una serie de conferncias dictadas por la Dra. Montesori, que forman parte de la literatura que se maneja en el Curso para Guías de Casa de los Niños.  

De la primera ponencia me quedo principalmente con la belleza de los momentos que compartí con los niños durante la preparación de la exposición del mudra en la presentación de inglés. La riqueza de la espiritualidad del niño está siendo asaltada por los bombardeos de la vida cotidiana y es difícil para ellos encontrar un camino hacia su interior.


Así como es sumamente importante que los niños tengan un ambiente preparado para que puedan desarrollar sus sentidos, su pensamiento matemático, la riqueza del lenguaje o el orden que les dan los ejercicios de vida práctica, ellos necesitan de las vivencias espirituales en momentos enfocados específicamente en ese espacio interior.


Siempre he sentido la necesidad de fomentar este tipo de prácticas, sobre todo después de leer el libro sobre el desarrollo de la espiritualidad en un ambiente laico. Todo lo que nos rodea está sabiamente compuesto para darnos las pistas que nos llevan al camino interior. Es por eso que necesitamos enfocar al niño en esos detalles.
Sin embargo ...¿Qué tanto se prepara el adulto para poder guiar en este camino interior? Si bien es cierto que cultivar a la humanidad significa precisamente activar las energías psíquicas ocultas que existen e el niño, permitiéndole desarrollar la belleza, también es cierto que, mientras el adulto no se decida a dar el salto hacia adentro, bien poco se puede hacer.


La capacidad creativa no se borra ni se acaba, simplemente se queda adormecida. Es indispensable despertarlay para eso es necesaria la actitud positiva y la voluntad.

Leer más:Reflexiones sobre las Ponencias de San Remo

¿Qué es una Guía Montessori?

¿Maestras o Guías? ¿Cuál es la diferencia?

María Montessori se refería a un maestro como un orientador que era el vínculo dinámico entre el niño y el ambiente. De esta forma enfatizaba la función del guía, que era la preparación del ambiente, la observación y enseñarles a los niños el correcto uso de los materiales, dándoles las lecciones correspondientes. De esta manera, ayuda a los niños a enseñar, construir y perfeccionarse por sí solos.

La función de todo guía Montessori depende de su habilidad de observación a los niños, pues debe operar siempre de manera indirecta mediante ejemplos y sugerencias ocasionales.

Un guía debe adquirir conocimiento del desarrollo y crecimiento humano, pues debe estar bien informado acerca de la enseñanza y aprendizaje. Un buen guía a lo largo de toda su profesión nunca deja de aprender y crecer. Por otro lado, el/la guía debe conocer la naturaleza y objetivo de cada material de trabajo para los niños, ya que luego a través de la observación a los niños, el/ la guía sabe cuál es el momento ideal para darle la presentación de algún material a los niños. El educador o educadora debe ser una persona en crecimiento, teniendo en cuenta un crecimiento realista de sí mismo/a y ser capaz de reflexionar objetivamente sobre sus propias capacidades y comportamiento, esto incluye el adiestramiento del carácter, que es una preparación del espíritu dividido en tres aspectos:

1. Dan interés por la humanidad.

2. Ver a los niños como individuos únicos, diferentes unos a otros.

3. Tener fe en que el niño se revelará.

Todo guía Montessori es un papel sumamente importante para la motivación de los niños, pues dirige a los niños en el camino adecuado y estimula su interés en actividades y materiales que puedan satisfacer sus necesidades y sensibilidades.

La preparación de un/una guía Montessori requiere una buena habilidad de observación acertada, sin prejuicios. También involucra una actitud de humildad y respeto hacia el niño con respecto a las observaciones, en general las barreras que pueden impedir una buena relación entre el niño y la guía son el orgullo y el enojo.

La/el guía debe exhibir el mismo comportamiento que desea y espera de otros, ya que al ser un adulto, en muchos casos es un ejemplo para los niños.

Muchos dicen que en el método Montessori se requiere muy poco del maestro ya que no siempre debe interferir en el trabajo del niño, dejándolos en sus propias actividades. No es que el/la guía Montessori sea inactivo/a, mientras los profesores tradicionales son activos, sino que las actividades que realizan los alumnos independientemente se deben a la preparación que les ha dado el/la guía, de esta forma, su inactividad posterior es señal de su éxito.

En un aula Montessori el/la guía no tiene un escritorio donde siempre deba estar, ni ninguna otra cosa que la sitúe en el papel de "capitán del barco", pues está en movimiento constantemente, puede estar sentada en un tapete o en una mesa para niños, o estar parada. El movimiento que ejerce todo guía es de manera silenciosa y estando siempre alerta a los actos y necesidades de todos.

El maestro Montessori debe tener la habilidad de permanecer en silencio y estando pasivo, anulando su propia personalidad para que el espíritu del niño pueda expresarse libremente. Esto se realiza sin instrucción, amenaza, premios, ni castigos.

ESCUCHO CON MIS OJOS, MIENTRAS TÚ LEES CON TU VOZ

El maravilloso y mágico universo de las neuronas de la lectura

Leer. Leer con ganas de hacerlo, por el gusto de sentir el libro e imaginar lo que las palabras nos van dibujando en la mente, cualquiera que estas sean. Leer para después ser capaces de transmitir lo que la lectura nos ha dejado, ser capaces de llegar a una reflexión y después compartirla.
No sé si a ustedes alguna vez les ha venido en mente preguntarse ¿cómo es que leemos? ¿Cómo es que símbolos que se agrupan en el papel, con espacios entre un grupo y otro nos hacen imaginar objetos conocidos o bien inventarnos los que no conocemos? ¿Por qué las emociones y sensaciones pueden ser reales al momento en que los caracteres impresos en el papel entran por nuestros ojos? ¿Qué pasa en nuestro cerebro mientras leemos?
Pues a mí sí... me atrae observar como un niño pequeño (3 años) ve con atención las imágenes del libro que compartimos. Yo leo las palabras, él mira las imágenes. Yo comprendo las palabras escritas, él le da significado a los diseños, relacionándolos con los sonidos de mi voz. Amo y agradezco ver a mi niño de 11 años atacarse de la risa o emocionarse y venir corriendo a contarme lo que, con gran asombro acaba de descubrir entre las páginas que ha leído.

Leer más:ESCUCHO CON MIS OJOS, MIENTRAS TÚ LEES CON TU VOZ

Reflexiones sobre "Educación para la Vida"

"El concepto de una educación que asuma la vida como centro de su propia función, altera todas las ideas anteriores.
La educación ya no debe basarse en un programa preestablecido, sino en el conocimiento de la vida humana.
A la luz de esta convicción, la educación (del recién nacido) adquiere repentinamente gran importancia".  

LA MENTE ABSORBENTE
CAPÍTULO 2,
LA FUNCIÓN DE LA EDUCACIÓN Y LA SOCIEDAD.


Como seres humanos, seres sociales que somos, nos movemos a través de paradigmas. Actuamos en el mundo según esos modelos, esos mapas preestablecidos. Si bien los paradigmas de cada quién son respetables, no son una cosa tan subjetiva, hay modelos que funcionan y otros que no. Las lecturas de Filosofía Montessoriana nos ayudan a poner bajo la lupa nuestros propios mapas y así poder ver con claridad si vivimos regidos por paradigmas reales o bien, son realidades virtuales que han sido establecidas como las reglas a seguir por tradición. Es necesario y urgente establecer paradigmas que sean acordes con la realidad en la que vivimos, sin pretender que sea la realidad la que se acople al paradigma.


El niño que María Montessori nos invita a observar con gran atención es, ante todo, el ser que dará continuidad a la humanidad, poseedor del germen del hombre en sí. Partiendo de este punto y, tomando en cuenta que la Naturaleza en su perfección tiene totalmente clara la forma en la que cada una de sus creaturas debe evolucionar para conformar el gran plan de Vida, la educadora debe ser, definitivamente, una herramienta de ayuda que le sirva al niño a crearse, a desarrollarse, a abrillantar los dones que ya por naturaleza existen en él. Por lo tanto, María Montessori nos presenta

Leer más:Reflexiones sobre "Educación para la Vida"